viernes, 15 de noviembre de 2013

EL TRABAJO EN EL ANTIGUO EGIPTO

Se puede destacar el papel del Estado como supervisor y organizador del sistema laboral. Eran muy pocas las actividades que se realizaban independientemente del estado o, en ocasiones, de los templos, reduciéndose a los grupos de trabajadores que suministraban los bienes y alimentos necesarios de pequeñas ciudades o poblados.
Otro de los aspectos a destacar es la condición social de los trabajadores que, en su mayoría, son una población libre y socialmente homogénea. La diferenciación social más importante se da entre las distintas clases de artesanos. También hay que resaltar las escasas diferencias que existían entre la población campesina y los esclavos y servidumbre doméstica.
Es importante destacar la labor de las mujeres, las cuales disfrutaron de una posición social muy favorable. Tenían capacidad jurídica propia pudiendo poseer propiedades de cualquier tipo. Sin embargo su contribución más importante fue la manufactura de los productos agrícolas y en el trabajo del lino, papiro, etc.
Cabe señalar la poca importancia que tuvieron los esclavos en el sistema productivo y su reducido número pese a lo que está extendida la idea contraria.

Debido a la escasez de fuentes de información, la mayoría de esta se refiere al trabajo agrícola, hay que manejar esta con cautela. Por otra parte la información acerca de la remuneración de los trabajadores es prácticamente nula o inexistente, y actividades como la de curtidores, joyeros, etc., son prácticamente desconocidas, mencionándose exclusivamente en textos de carácter oficial o estatal.